atrás

REINADO INTERNACIONAL DEL CAFÉ 2014 TRAJE ALEGÓRICO.

14/01/2014


Los yerbales del Paraguay están ricos en historia. ¿Cómo hace un diseñador para recrear ese acervo patrio en una pieza inerte de la moda?
Esa pregunta tiene una respuesta tangible. La bella Miss Paraguay 2013, Noelia Díaz Rodriguez, deslumbró al mundo entero en el certamen Reinado Internacional del Café 2014, cuando irrumpió en el escenario de esta competencia global con el traje Alegórico inspirado en CAÁ YARÍ, LA DIOSA DE LA YERBA MATE.

VER GALERÍA DE FOTOS >>

La aparición y posterior consumo de yerba mate se remontan a leyendas de la época en que los nativos vivían en tribus, sin contacto alguno con otras civilizaciones. Una de las leyendas más conocidas es la de Caa Yar y Caa Yarí.
“Hace mucho tiempo, una tribu nómada decidió dejar la región que habitaba desde antaño.
Sin embargo, un anciano no se sintió con la energía suficiente para seguir a su gente. Entonces la tribu dejó a Yar, tal era el nombre del anciano, en la compañía de su hija Yarí, que se negó a abandonarlo. El anciano construyó un refugio primitivo con sus propias manos, y ambos continuaron con su acostumbrado modo de vida en medio de ese entorno salvaje y primigenio. Un día, al anochecer, apareció un extraño ser.
El color de su piel era raro y también su vestimenta, en relación a lo que estaban acostumbrados. A pesar de ello, padre e hija lo trataron con deferencia, ofreciéndole su hospitalidad desinteresada y los mejores alimentos que tenían en su humilde morada.

Ocurrió que el extraño ser había sido enviado por Tup, el dios bueno, que quería conferirles un presente milagroso y permanente. El poder mágico del presente permitiría contar siempre con los medios para recibir y atender a sus visitantes; así como también les ayudaría mitigar el largo período de aislamiento. Así hizo que una nueva planta creciera en la selva, y luego les enseñó a preparar una bebida tónica y estimulante que pasaría a ser, con el tiempo, un símbolo de bienvenida para los huéspedes de la casa.
Ungió a la bella Yarí como diosa protectora (Caa Yarí) y a su anciano padre, como su custodio. Los dulces cuidados y la protección constante prodigados a las plantas, lograron que las plantaciones de yerba mate se multiplicaran en forma infinita. Y así es como encontramos una especie de simbiosis en esta bebida: la mujer joven y bella, y el anciano habilidoso revelaron, siendo dioses, la misma actitud que, por obra de sus corazones generosos, que habían tenido siendo simples mortales.
De esta manera, a partir de la naturaleza misma, con la fuerza de sus elementos más puros y del corazón de las plantaciones de yerba mate, los dioses nos protegen.
Diseñador: Mario Martenss.
Realizado en los talleres del Holding Miss Paraguay. (Atelier Miss Paraguay Alta Costura).

 

 

 

 

 








ARRIBA