atrás

Misses recogen valiosísima experiencia en el hogar Yvaga Gua de Caacupé.

04/05/2014


VER GALERÍA DE FOTOS >>

Las 18 misses oficiales de los 17 departamentos del pais más asunción y directivos del Holding Miss Paraguay visitaron el hogar de niños Yvaga Gua, ubicado en la ciudad de Caacupé.

La visita se dio el pasado domingo 4 de mayo y sirvió no sólo para que los miembros del Holding Miss Paraguay, las misses oficiales de todo el país con el apoyo de la empresa Multicentro S.A. y de Refopar (Reforestemos Paraguay) entregaran alimentos no perecederos, productos lácteos y juguetes, sino como un refuerzo emocional, ya que “el arte de dar a  personas en situación de escasez y vulnerabilidad es muy gratificante”, expresó el Presidente del Holding Miss Paraguay, Guillermo Rolón.

El hogar Yvaga Gua asiste regularmente a 62 niños en condición de calle. Además de almuerzo y postre, los niños reciben diariamente una riquísima formación en valores.
Graciela Estigarribia de Lugo es la propietaria del hogar, aunque prefiere que se la distinga como la administradora. Ella lleva al menos 10 años de servicio en el lugar y se encarga literalmente de todo.
“Yo cocino para los niños. Les preparo cocido negro, almuerzo americano (arroz con mayonesa y tomate) y lo hago con mucho amor” refirió notablemente emocionada.

La mujer es madre de 5 hijos, ya todos mayores, y hace una década decidió salir de su comodidad en Asunción e instalarse en la ciudad de Caacupé. Edificó una casa en un predio que sigue pagando y le puso ganas a su objetivo de evitar que más niños sigan hacinándose en los patios baldíos colindantes a la terminal de ómnibus de la capital.

“Muchos son niños abusados sexualmente y maltratados moralmente. La mayoría no tienen papás, debido a que son hijos de madres solteras. Los pocos que tienen a sus padres en casa deben soportar la irresponsabilidad de ellos. Son niños muy lastimados”, explicó la mujer para que se pueda dimensionar la complejidad del trabajo que realiza y el denodado cariño que siente por ellos.
Los niños pasan prácticamente todo el día en el hogar, aunque no duermen en el sitio. Por lo general sus madres van a trabajar desde tempranas horas del día en el mercado de la ciudad de San Lorenzo y la señora Graciela recibe a los pequeños día tras día con los brazos abiertos.

La mujer lamenta no recibir apoyo, aunque comentó que en reiteradas ocasiones personas de mucho poder económico se le acercaron con el afán de convertir su hogar en una fundación. “No lo acepté porque me dijeron que el 50 por ciento de lo recaudado sería para los niños y el resto quedaría en nuestras manos. Yo quiero que todo vaya para ellos”, afirmó categóricamente, mientras seguía describiendo las precariedades con las que se tropieza todos los días como goteras, falta de piso y un costo bruto mensual de por lo menos 2 millones de guaraníes.

El Holding Miss Paraguay viene trabajando en asistencia social desde hace más de una década y apoya incondicionalmente emprendimientos loables como el de la señora Graciela.

De hecho tanto las misses como los directivos del Holding Miss Paraguay consideran que el haber entrando en contacto con estos niños sirvió como motivación para seguir apoyando a la gente que más lo necesita y aún así no se queda esperando de brazos cruzados que caiga el maná del cielo. 
Quizás lo más gratificante fue que las misses fueron honradas como nunca antes ya que tanto a la llegada como a la salida los niños corearon incansablemente al unísono el estribillo “Miss Paraguay, Miss Paraguay…”







 

ARRIBA